Starewitsz, Jan Švankmajer y The Quay Brothers

En el Cento Cultural Contemporáneo de Barcelona (CCCB) se exhibió Metamorphosis. Una exposición que duró del 26 de marzo hasta el 7 de septiembre del 2014. En ella se reunieron varias piezas de colección particular junto a varios cortometrajes y películas de Starewitsz, Jan Švankmajer y los hermanos Quay.

El 27 de marzo, el CCCB tuvo la gran iniciativa de reunir a estos tres pioneros del cine de animación tradicional. Un evento inaugural abierto a todo el mundo para conocer a los protagonistas en primera línea.

Wladyslaw Starewitsz

El padre del stop motion por excelencia, fue representado por su nieta, que junto a su marido, ha conservando y compartido gran parte de la obra de su abuelo. Las sesiones de cine de xcentric del CCCB nos brindan la oportunidad de ver proyectada una de sus obras más exquisitas: Fetiche Mascotte. Datada en 1933, fue censurada por aquel entonces siendo recortada de ciertos fragmentos considerados como más oscuros. Gracias al interés y empeño de su nieta podremos ver la película original con sus 15 minutos recuperados. Starewitsz recopiló la mágia de los bosques, refugio de cuentos y de las ilusiones. Dió vida a los insectos y relató diversas histórias. Concentró perfección y tenacidad en sus realizaciones logrando plasmar sueños, fantasias y sentido del humor en sus peliculas.

Jan Švankmajer

Su presencia nos impresionó con su sabiduría. Como buen alquimista, nos ilustró con su amplia sensibilidad frente a la vida cuya plasma conservando su máxima creatividad. Declarándose niño eterno nos mostró su preocupación por como vivimos hoy en dia. En un mundo industrializado falto de innovación y de valor por el pasado y todo lo mágico. Su colección expuesta en el CCCB me recordó a la de Antoni Tàpies (Dau al Set). Ambos, grandes amantes por lo mágico, recopilan piezas tanto africanas y orientales, como obras de arte tan reconocidas como los caprichos de Goya y antiguos grabados de grotescos y monstruosos personajes de la época medieval como de la ilustración. Este artista de largo recorrido, muestra en sus trabajos una amplia influencia de la cultura medieval eslava y comunista. Preocupado por varias temáticas como por experimentar con la materia concentra un potente cocktail audiovisual.

Brother Quay

Los hermanos Quay son quienes han recopilado las influencias de la animación eslava y consideran a Jan Švankmajer como uno de sus mentores más predilectos brindándole homenaje con uno de sus cortometrajes más suculentos: Kabinet of Jan Švankmajer. En su obra más conocida Street of Crocodile inspirada del literario Bruno Schulz, muestran su habilidad para dar vida a sus marionetas y extremo cuidado en cada detalle. La sensibilidad que dibujan a través de cada personaje y otros elementos es de sublime delicadeza. Impresionante como logran combinar las escenas más oscuras con la mágia que da vida a todas sus marionetas y objetos.

KAFETERA

Deja un comentario