Destroza este diario

Acaba de caer entre mis manos un fabuloso libro de Keri Smith. Me lo regalaron en catalán pero existe en distintas lenguas. Su nombre: Destroza este diario (Wreck this journal). Sus intenciones: divertirte e inspirarte.

¡Atención no es un libro de lectura! Es una especie de diario personal hecho para destrozar. ¡Fabuloso para romper con todos los esquemas inculcados y expandir al máximo la creatividad! 🙂 ¡Me encanta! Todo está permitido: agujerear o arrancar las páginas, pintar la portada, manchar las hojas de café y otras substancias, etc…

Destroza este diario | KAFETERA
Pide a un amigo que haga algo destructivo en esta página (no mires).

Pide a un amigo que haga alguna cosa destructiva en esta página (no mires)

Una idea genial, en la que se aplica el coaching creativo más puro. Una forma de recopilar formas de expresarse cuya inspiración no tiene limites. Si estás enojado estás invitado a tirar este diario, a golpearlo, a arrancar unas de sus páginas, a coger un lápiz y plasmar toda tu rabia en una de sus hojas… ¡Qué bien te quedas! ¡Qué liberación! Este libro te permite hacerlo y sigue siendo tu mejor amigo. ¡Toda una revelación! ¡Pienso llevármelo a todas partes!

En mi caso, empiezo con las acciones más amables y menos agresivas. Lo cierto es que me doy cuenta de que me cuesta aplicar la destrucción. Me doy cuenta de que disfruto al leer constantes invitaciones a destruir las páginas pero, sin embargo, permanezco anclada a un sinfín de normas adquiridas. Lo cuál, lo relaciono inmediatamente al acto de represión de mis sentimientos menos deseados… Llamemos así a esas emociones retraídas que uno asume pero no escupe. Reacciones violentas que en realidad expulsan la energía negativa.¡No, esto no lo quiero! Y lo transmito lanzando este objeto contra la pared… ¿Porqué? Para liberarme de lo que no quiero y evitar que eso perjudique a mi entorno…

Destroza este diario | KAFETERA

De momento, ya lo he rascado con un cúter. No obstante, la acción ha sido calculada. Le he lanzado café y al verterlo y ver que la expansión del liquido era incontrolable… me preocupé… pero luego, una vez abierta la caja de pandora, fuí a por mermelada de frambuesa y la añadí al cuadro 🙂 y luego lo lancé al suelo y sonreí orgullosa de poder hacerlo. Próximo paso,… ¡quemar una de las hojas, siiiií!!!

Confío en que poco a poco podré ir rompiendo cada vez más los esquemas y a su vez experimentar nuevas formas de expresión y creatividad. Está repleto de inspiración y te absorbe alejándote de las pantallas. Reactiva tu creatividad y además pasas un rato divertido. Está claro que este libro está hecho para KAFETERA 🙂 y lo mejor de todo es que todas sus experiencias se reflejaran en este diario.

Deja un comentario